Los tres grandes retos de Bolivia

93

Morales disminuyó la pobreza del 60% en 2005 a la mitad en 2012 mediante políticas redistributivas dependientes de la bonanza económica, por ello esos niveles se mantienen alrededor del 35%, pero la pobreza extrema ha sufrido un repunte (Comisión Económica para América Latina – CEPAL). Por otro lado, el crecimiento económico aparentemente constante, según varios estudios económicos se debió a la condonación de la deuda externa, los contratos fijos de exportación de gas, la subida de los precios del petróleo y el boom en las exportaciones de materias primas. En una entrevista citada por Infobae a expertos como el economista Diego Escobari y a la Fundación Milenio, estos apuntan que el ingreso por venta de hidrocarburos pasó de 782 millones de dólares en 2005 a 3.799 millones de dólares en 2012. El Banco Mundial publicó que los ingresos por venta del gas bajaron del 4,85% al 1,52% del PIB en 2017 una tendencia que ha provocado un déficit comercial, que se ha ido financiado con deuda pública y con el uso de las Reservas Internacionales Netas (RIN), que han disminuido a menos de la mitad con respecto a las RIN de 2014, esto podría desencadenar en la devaluación del tipo de cambio, de acuerdo con Fundación Milenio.

En el Índice de libertad económica de 2019, publicado por Heritage Foundation, Bolivia está en el puesto 173 de 182 países y solo por encima de Cuba y Venezuela en Latinoamérica. También es el país con mayor déficit público en Sudamérica después de Venezuela, con un 8,3% del PIB en 2018 y un estimado 10% en 2019, siguiendo con datos de Fundación Milenio. Para revertir estas cifras se deberán revisar las políticas de distribución del ingreso y disminuir el gasto público ineficiente (Morales gastó 5,5 veces más que cualquier otro gobierno) de lo contrario las reservas se desplomarían, de los actuales 8.117 millones de dólares a 1.360 millones de dólares para 2022 o podría enfrentar una crisis por la falta de divisas. Por su parte Roberto Laserna, experto en economía, sugiere además eliminar el déficit fiscal, bajar impuestos para estimular la actividad económica local (y las exportaciones) y permitir que los más ahorradores dolaricen sus transacciones, permitiendo que el dólar encuentre un precio realista.

LEER TAMBIÉN:  Coy 355 - El pacto fiscal en la agenda política, referencias necesarias

16 de enero de 2020
Fuente: ESGLOBAL

Comentarios