CORREO DEL SUR: La deuda externa de Bolivia llega a un máximo histórico

916

A julio de 2019, ascendió a $us 10.605 millones y en porcentaje del PIB representó el 24,6 por ciento, el segundo más bajo de la región. El Gobierno asegura que la deuda sigue siendo sostenible.

Bolivia cerró el séptimo mes del año con una deuda externa pública de 10.605 millones de dólares, la más alta de su historia, y en porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) representó el 24,6%, el segundo más bajo de la región solo después de Brasil (17,5%).

Al 31 de diciembre de 2018 el saldo de la deuda externa alcanzó a $us 10.177 millones, la más alta hasta entonces, pero al 31 de julio subió a $us 10.605 millones, según datos oficiales revelados por el Banco Central de Bolivia.

En su reciente informe, la Fundación Milenio vaticinó que si la actual política económica del Gobierno se mantiene como ahora, con el dólar al mismo precio, con el déficit fiscal tan elevado y acudiendo a deudas externas e internas, en 2022 las Reservas Internacionales Netas (RIN) bajarán a solo 1.360 millones de dólares (una caída de 92% de su pico más alto de $us 15.478 millones en 2014). Además, la deuda externa representará el 27% del PIB, y la deuda pública se duplicará de los $us 18 mil millones reportados en 2017 a casi 37 mil millones en 2022.

“Será una situación muy difícil de manejar (…) realmente estamos yendo hacia una crisis importante y nos queda relativamente poco tiempo. Estamos ante una bomba de tiempo”, resumió el economista de la Fundación Milenio José Luis Evia.

LEER TAMBIÉN:  Coy 375 - Reservas internacionales y deuda externa

Bolivia, segundo menos endeudado

El Ministerio de Economía, a través de un boletín de prensa, afirmó que a julio de 2019 el saldo de la deuda externa representó el 24,6% frente al PIB, muy por debajo de los límites fijados por organismos internacionales, como el criterio de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) de 50%; “es decir, después de más de 13 años de aplicación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, la deuda sigue siendo sostenible, a diferencia de gestiones anteriores a 2006 cuando el endeudamiento llegaba a más del 50% del PIB (en el año 1987 llegó al 99% del PIB)”, comparó.

Asimismo, destacó el ministerio, mientras la deuda externa pública subió de $us 4.942 millones en 2005 a $us 10.605 millones a julio de 2019, el PIB se cuadruplicó al pasar de $us 9.574 millones en 2005 a $us 40.581 millones en 2018, lo que refleja una brecha cada vez mayor entre ambas variables.

Por otro lado, la deuda externa per cápita (por persona) subió de $us 536 en 2005 a $us 900 en 2018, en tanto que el PIB per cápita se incrementó en más de tres veces, pasando de $us 1.037 en 2005 a $us 3.589 en 2018. “Este hecho histórico refuta toda opinión pública de que cada boliviano nace con deuda externa, pues lo correcto es señalar que cada persona posee un activo neto de $us 2.689 (resultado de la diferencia entre el ingreso per cápita y la deuda externa per cápita)”, señaló.

LEER TAMBIÉN:  Informe de Milenio sobre la Economía en el primer semestre de 2002, N° 13

Economía asegura que la política de endeudamiento estuvo orientada hacia proyectos de inversión e infraestructura y proyectos productivos, con el fin de obtener un retorno económico y social positivo, y estimular el crecimiento económico.

“Por tanto, la situación de la deuda pública del país es sostenible en el tiempo y no causa preocupación alguna, a diferencia del periodo neoliberal donde los gobiernos de turno mandaban misiones al FMI y Banco Mundial para negociar créditos externos que eran utilizados incluso para el pago de sueldos, salarios o aguinaldos (Gasto Corriente)”, remarca.

Diversificación de la deuda

En 2005, la deuda externa estaba concentrada principalmente con acreedores multilaterales que alcanzaban al 91,5% del saldo adeudado, y con eso la relación de la deuda externa pública respecto al PIB fue del 52%.

Desde 2006, las fuentes de financiamiento externo se diversificaron y a julio de 2019 la estructura se compone de la siguiente forma: en primer lugar se encuentra el BID con el 29,9%, en segundo lugar está la CAF con el 23,2%, en tercer lugar los inversionistas en Bonos Soberanos con el 18,9%, en cuarto lugar la República Popular China con una participación de apenas el 9,0%, en quinto lugar el Banco Mundial con el 8,5%, y otros acreedores con el 10,6% del total.

Desembolsos

Los nuevos desembolsos de este año por $us 671 millones se destinaron principalmente a proyectos de salud, riego y carreteras.

10 de septiembre de 2019
Fuente: Correo del Sur

Descargar “Informe de Milenio sobre la Economía de Bolivia 2019, No. 41” Descargado 3644 veces – 3 MB

Comentarios