Informe de Milenio sobre la Economía gestión 2015, No. 38

0

El rasgo central del desempeño de la economía boliviana durante el 2015, estuvo en los efectos de la finalización del super ciclo de precios de las materias primas, que se expresó en la caída, por cuarto año consecutivo, de los precios de los productos de exportación. El auge de los precios había comenzado tenuemente entre el 2004 y 2005 y cobró impulso desde el 2006. Como nunca antes había acontecido el aumento en el precio de las materias primas superó en intensidad y extensión a las coyunturas similares de los años veinte y setenta del siglo xx. Los precios de las materias primas que exporta Bolivia llegaron a niveles históricamente altos que nunca antes se habían alcanzado. Aún en 2015, con precios a la baja, estos fueron superiores en relación a los vigentes hasta el 2002.

El efecto de este aumento fue la multiplicación en varias veces de las exportaciones y de los ingresos fiscales. La economía nacional se benefició principalmente del contrato de venta de gas al Brasil que gobiernos anteriores trabajaron durante casi 25 años, y que se concretó a partir de 1999, y de las reservas de gas natural descubiertas en la segunda mitad de los años ’90 y en los primeros años de la década de los años 2000, factores que permitieron el cumplimiento de los niveles de exportación acordados con el Brasil. Asimismo, emprendimientos en la minería fundamentalmente San Cristóbal, una moderna operación minera a cielo abierto, gestado en la década de 1990, y San Bartolomé, que produce lingotes de plata a partir de la utilización de los desmontes y desechos que se encuentran en las laderas del Cerro Rico de Potosí, impulsado a partir de los años 2000, también permitieron disponer de una base productiva que se aprovechó con el auge de los precios externos.

LEER TAMBIÉN:  Coy 323 - La economía de La Paz en cifras

Entonces las cuentas externas y fiscales estructuralmente deficitarias, cambiaron de signo desde el 2006 y la característica central fueron los superávit gemelos externos y fiscales. Empero desde el 2014, y principalmente en el 2015, la situación se ha modificado y los registros nuevamente son negativos.

Descargar “Informe de Milenio sobre la Economía gestión 2015, No. 38” Descargado 2075 veces – 3 MB

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here