Coy 400 – El doble aguinaldo y su discutible impacto y beneficios

554

El pasado 10 de octubre, el presidente Morales oficializó el pago del doble aguinaldo, toda vez que el desempeño de la economía, entre julio de 2017 y junio de 2018, había alcanzado, según reporte del INE, la tasa de 4,61% de crecimiento del PIB1 .

Desde entonces las críticas del sector privado se han multiplicado, y ante todo por el impacto negativo del doble aguinaldo para las empresas, con un incremento continuo del costo por trabajador y, consiguientemente, un considerable aumento del costo laboral, que, según enfatizan los portavoces empresariales, resulta insostenible para el segmento mayoritario de las empresas del país.

Crecimiento por sectores

Entre las críticas a la sanción gubernamental del doble aguinaldo no faltan incluso aquellas que ponen en duda la consistencia de las cifras oficiales de crecimiento, y ello porque no reflejan la dinámica económica general y menos aún el desenvolvimiento heterogéneo de los sectores y las economías regionales.

De acuerdo a los datos reportados por el INE, el crecimiento del PIB por encima del 4.5% entre julio de 2017 y junio de 2018, se explica primordialmente por el repunte de las exportaciones de gas y minerales y sobre todo por el sobresaliente desempeño de la agricultura con un crecimiento de 7.54%, la cifra más alta entre todos los sectores; y determinante para justificar el pago del doble aguinaldo. Téngase en cuenta que el promedio de crecimiento del sector agrícola en los segundos trimestres de cada año, entre 2006 y 2017, fue de solo 2,63%. De ahí también la impresión de que se trata de hecho extraordinario, que no puede tomarse como un patrón general de desempeño.

En contraste, otros sectores como la industria manufacturera y el transporte, exhiben desempeños menores a los observados un año antes. Entretanto, las actividades de comercio y de la construcción registran un incremento leve; en el caso de la construcción es evidente que su mayor estímulo viene dado por la inversión pública en obras de infraestructura antes que por impulso de la actividad privada.

¿Quiénes reciben el doble aguinaldo?

Según la encuesta de empleo del INE, durante el cuarto trimestre del 2017, un poco más del 14,7% de la Población Económicamente Activa (PEA) recibió aguinaldo. Dicho porcentaje equivale a 798 mil empleados, de los cuales 358 son del sector público, mientras que casi 350 mil lo son del sector privado empresarial (mediana y gran empresa) y algo más de 71 mil de las pequeñas empresas o empresas familiares.

LEER TAMBIÉN:  El doble aguinaldo llegará sólo al 14% de la población trabajadora

Al mismo tiempo son la educación (con 192 mil empleados), la administración pública (con 108 mil empleados) y la industria manufacturera (con 101 mil empleados), las actividades que concentran la mayor cantidad de empleados, totalizando entre los tres sectores 401 mil empleados, lo que representa el 50,5% del total de los trabajadores que reciben aguinaldo y, por tanto, con derecho a percibir el doble aguinaldo.

Ahora bien, considerando a toda la población empleada del país, el 65% de los trabajadores del sector privado empresarial (que comprende a las empresas medianas y grandes) perciben aguinaldo, mientras que en el sector público y las empresas estatales la tasa de cobertura es del orden del 82% y 85%, respectivamente.

En contrapartida, casi el 82% de los trabajadores del sector de la construcción no reciben aguinaldo. En las actividades artísticas y los servicios de entretenimiento la cifra de trabajadores sin este beneficio llega al 77%, y en actividades de alojamiento y servicio de comidas al 74%. Siendo éstos los sectores con menor cobertura del aguinaldo.

Queda claro, entonces, que no toda la población ocupada y con relación de dependencia percibe el aguinaldo, y menos aún el doble aguinaldo. Es más, en ninguno de los sectores de la economía nacional se advierte una cobertura completa del indicado beneficio. De hecho, su alcance tiende a caer a medida que el requerimiento de calificación de los trabajadores, y lo mismo en cuanto al tamaño de las unidades económicas, desciende. La situación extrema se observa en las micros y pequeñas empresas donde apenas el 14.4% de los empleados recibe aguinaldo.

¿Cumple como medida redistributiva?

La PEA ocupada en Bolivia se encuentra por encima de los 5,4 millones de personas, de los cuales solo algo más de 1,5 millones mantiene una relación de dependencia; de ellos, 798 mil percibieron aguinaldo en 2017. Este sería pues el número total de trabajadores que tienen una mayor probabilidad de percibir el doble aguinaldo, durante este año. En porcentaje esa cifra representa un escaso 14,7% de la PEA.

LEER TAMBIÉN:  PÁGINA SIETE: El salario mínimo nacional creció 300% de 2006 a 2017

Lo cual no debe sorprender, puesto que tan solo refleja la estructura laboral del país ampliamente sesgada hacia el trabajo independiente, y mayormente informal. He aquí el límite para el alcance redistributivo de una medida de corte salarialista, como es la otorgación del doble aguinaldo y en general de cualquier otra de índole salarial. Esto es algo que los decisores políticos generalmente olvidan.

Por lo demás, se debe enfatizar que muchos de los beneficiarios del aguinaldo -y por lo tanto del doble aguinaldo- son los trabajadores más cualificados, y en los sectores con mayor grado de formalidad, de donde resulta que en realidad el doble aguinaldo acaba siendo un incremento de los ingresos de trabajadores que ya perciben más beneficios que los trabajadores de los sectores informales y de las micro y pequeñas empresas.

Sin menoscabo del impacto en gasto y en consumo que puede traer consigo el doble aguinaldo, por el incremento de ingresos del segmento beneficiario, y siempre muy difícil de medir con precisión, no debe perderse de vista el hecho significativo de que queda al margen del mismo el contingente mayoritario (alrededor del 85%) de trabajadores independientes o dependientes del país que no perciben aguinaldo ni doble aguinaldo.

Más allá de las serias distorsiones para la estabilidad de las empresas comprometidas con esta obligación, su pretendido carácter redistributivo se pone en entredicho cuando se observa cual es el núcleo real de la población que lo percibe.

_________________________
1 El “doble aguinaldo”, denominado también bono “esfuerzo por trabajo”, fue establecido el 20 de noviembre de 2013. De acuerdo al Decreto 1802, de su creación, se otorga siempre y cuando el crecimiento acumulado del PIB, medido entre julio de la gestión anterior y junio de la gestión en curso, supere el 4,5% respecto del mismo periodo de las gestiones anteriores. Esta periodicidad atípica ha llevado muchas veces a la confusión en la lectura de los datos trimestrales como disparadores de este bono.

Descargar “Coy 400 - El doble aguinaldo y su discutible impacto y beneficios” Descargado 122 veces – 245 KB

Comentarios