CORREO DEL SUR: El Gobierno quiere duplicar el padrón del Régimen Simplificado

65

El número de pequeños contribuyentes alcanza en la actualidad a un poco más de 91.700. La administración del presidente Evo Morales busca que esa cifra se duplique con la ayuda de un decreto que sube el techo mínimo del capital del sector y los sindicatos de gremiales; la Fundación Milenio advierte que el efecto será contrario

El Gobierno se ha fijado el objetivo de duplicar el padrón de contribuyentes del Régimen Tributario Simplificado (RTS) y hacerlo en menos de un año.

Para ello, se valerá del Decreto Supremo (DS) 3698, que sube el capital máximo de los pequeños contribuyentes. ¿Funcionará o provocará más informalidad y pérdidas para el Estado?

“Sí, va a funcionar”

Se han cambiado algunas reglas. Subió el capital máximo de los contribuyentes del sector –de 37.000 a 60.000 bolivianos– y el techo de las ventas anuales –de 136 mil a 184 mil bolivianos–.

Así lo dejó establecido el DS 3698 de Modificación al Régimen Tributario Simplificado. El presidente Evo Morales lo promulgó el pasado 25 de octubre, por lo que ya está vigente.

¿Quiénes entran en este sector? Los mismos de siempre: los comerciantes minoristas, los artesanos y los vivanderos. Es decir, los contribuyentes de esos sectores cuyo capital máximo y ventas anuales no excedan los 60.000 y los 184 mil bolivianos, respectivamente.

¿Cuál es el objetivo de los cambios? “Lo que se busca es fortalecer el padrón nacional de contribuyentes”, según el director general de Estudios Tributarios del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, José Siñani. “Es decir, abarcar a muchos más contribuyentes y visibilizarlos, precisamente, para que puedan efectuar su aporte al Estado”.

De acuerdo con datos del Gobierno, el padrón nacional superó los 400 mil contribuyentes en diciembre de 2017. En ese entonces, los del RTS representaban el 19.2% del total. Su peso en la torta de recaudaciones no llegaba al 1%; exactamente era de 0.055%.

En 2017, las recaudaciones tributarias superaron los Bs 53,7 millones y las del RTS, los Bs 29,7 millones.

CAPITALES consultó a Siñani cuántos contribuyentes están inscritos en este último régimen. Y esta fue su respuesta: “Tenemos 91.779, a septiembre de la gestión 2018, y lo que se buscaría es, en la primera etapa, duplicar este nivel de contribuyentes”.

LEER TAMBIÉN:  Coloquio económico Nº 09 Impuesto directo a los hidrocarburos (IDH) Origen, maltratos y usos

¿Y eso en cuánto tiempo?, repreguntó este suplemento. “La expectativa que tenemos es que podamos completarlo en menos de un año”, contestó.

¿Cómo piensa lograrlo?

“Este régimen puede incorporar a muchos más contribuyentes. Eso es lo que estamos buscando: formalizar a estos contribuyentes”, explicó Siñani.

En otras palabras, el Gobierno planea incorporar al padrón a aquellos que no están aportando al Estado y que están operando de manera informal.

“Lo que queremos es que se inscriban, aporten y generen una cultura de pago. Y, en la medida que su emprendimiento crezca, pasen al Régimen General (de Tributación), cuando corresponda”, aclaró la autoridad.

CAPITALES conoció que el Gobierno, antes de promulgar la nueva norma, llegó a un acuerdo en ese sentido con una parte de los sindicatos de gremiales del país.

“Se va a trabajar de manera conjunta con la Confederación Nacional de Gremiales para que se pueda identificar a los grandes comerciantes, a los grandes evasores, que se estarían queriendo escudar o beneficiar, de manera ilegal, del Régimen Tributario Simplificado. Entonces, es un gran avance para el gremial que está trabajando en la calle, el artesano que está en su taller… Queremos que se pueda identificar y se pueda denunciar, ante el Servicio Nacional de Impuestos, a aquellos comerciantes mayoristas, con grandes movimientos económicos, para que puedan ser expulsados (del Régimen Simplificado) y (para que la nueva norma) beneficie únicamente a los pequeños contribuyentes”, se explayó Siñani.

¿El contribuyente que ya esté inscrito en el Régimen General y que tenga un capital de 60.000 bolivianos podrá pasarse al Régimen Simplificado?, le preguntamos. “Se tiene que evaluar si corresponde el cambio de régimen”, respondió. Si pasa, el “efecto va a ser mínimo”.

¿No va a perder el Estado? “No”, enfatizó él, “todo lo contrario”. E insistió que “lo que se busca, precisamente, es ampliar el universo de contribuyentes con nuevos contribuyentes, (con los) que están agremiados, que aperan de manera informal”.

LEER TAMBIÉN:  Coy 384 - Reforma tributaria para formalizar y ampliar la base impositiva

“No, no va funcionar”

La Fundación Milenio, una organización privada sin fines de lucro que tiene por objetivo “contribuir a desentrañar los problemas económicos, sociales, políticos e institucionales del país”, cree que el efecto será negativo para los intereses del país.

En su documento titulado “Ensanchamiento del régimen tributario simplificado”, que analiza la decisión del Gobierno de ampliar el máximo de capital del RTS, observa que todos los que deberían estar tributando en el Régimen General “ahora tienen la oportunidad de acomodarse” en el Régimen Simplificado.

Esto, según su criterio, provocará, gracias a la “generosidad gubernamental”, que los informales “encuentren el mecanismo legal para evadir el pago correcto de impuestos, declarando fracciones pequeñas de los volúmenes reales de sus negocios”.

“Es difícil encontrar una justificación técnica razonable al decreto gubernamental. Por el contrario, y puesto que esta medida lo que hace es facilitar que muchos más contribuyentes migren al Régimen Simplificado, cambiando de razón social o con otros subterfugios, el resultado final que se puede anticipar es, más bien, una merma en la recaudación del Régimen General (IVA, en particular)”, concluye la organización.

Además, aquellos que migren al Régimen Simplificado “no solo que no emitirán factura, sino que tampoco exigirán factura a sus proveedores”.

“Consiguientemente, se debilita mucho más el mecanismo de control de la cadena del IVA (Impuesto al Valor Agregado), y, con ello, se afecta a toda la recaudación. Desde el lado del consumidor, un universo más grande de personas se verá privado de exigir facturas, lo cual es otra forma de deterioro de la cadena control del IVA”, explica la Fundación Milenio.

Lo que el país necesita, en criterio de la organización, es una reforma tributaria. Actualmente, según sus datos, el 1% de los contribuyentes soporta el 80% de las recaudaciones. Por eso mismo, “urge” ampliar la base de contribuyentes y “revertir” el fenómeno de la informalidad, sentencia Milenio.

6 de noviembre de 2018
Fuente: Correo del Sur

Descargar “Coy 402 - Ensanchamiento del régimen tributario simplificado” Descargado 39 veces – 216 KB

Comentarios