EL DEBER: Lectura y matemáticas, las dificultades que siguen enfrentando los escolares

Siete de cada diez niños de tercer grado no entienden lo que leen y ocho de cada diez tienen dificultades para resolver problemas matemáticos, según un estudio. Educadores lo atribuyen a las políticas educativas

La lectura comprensiva y matemáticas son algunos de los puntos débiles que enfrenta la educación en Bolivia, donde siete de cada diez niños de tercer grado no entienden lo que leen y ocho de cada diez tienen dificultades para resolver problemas matemáticos.

Así lo refleja el estudio titulado La situación social de Bolivia, de la Fundación Milenio, que advierte sobre falencias en la calidad de la educación y concluye que la mayoría de los niños y adolescentes que asisten a las escuelas no tienen los niveles mínimos de competencia en materias básicas para su formación.

Tomando como referencia las pruebas de medición de aprendizajes del Tercer Estudio Comparativo y Explicativo de la Unesco de 2017, el estudio señala que el 74% de los estudiantes de tercer grado de primaria se encuentra en los niveles de desempeño más bajos en lectura. La situación no mejora en sexto grado, pues cerca al 85% de los alumnos tiene serias deficiencias en su aprendizaje, de manera que la mayoría no entiende lo que lee y no tiene la capacidad adecuada de establecer relaciones, interpretar, reflexionar e inferir significados; lo que implica una deficiencia fundamental para el desempeño en otras áreas del conocimiento.

En matemáticas la situación es menos alentadora: ocho de cada diez estudiantes de tercer grado y dos de cada tres en sexto grado se ubican en los niveles de desempeño más bajos. Esto quiere decir que los estudiantes no dominan las habilidades necesarias para resolver problemas matemáticos complejos. Así, por ejemplo, la mayor parte de los estudiantes de tercer grado (el 81 por ciento) no puede resolver problemas que involucran la comparación y conversión de medidas o la interpretación de figuras geométricas, que son habilidades mínimas que el grado exige. Se debe señalar que las puntuaciones promedio obtenidas por los estudiantes bolivianos son sistemáticamente más bajas que el promedio regional.

Según Milenio, la crisis de aprendizaje ha permanecido a pesar de los avances en la cobertura educativa y la matrícula estudiantil, y se ve exacerbada por los efectos de la pandemia en condiciones de muchas carencias y brechas en la educación boliviana.

Al identificar la incidencia de factores como la formación de maestros, el rezago tecnológico, la desigualdad o la ausencia de políticas educativas sostenidas, la investigación concluye que el principal problema para la educación en Bolivia es la falta de calidad, que se expresa primordialmente en una crisis de aprendizaje.

“Los logros de aprendizaje se han deteriorado significativamente, sobre todo entre los estudiantes más vulnerables. Esto implica que los alumnos de escuelas públicas, del área rural e indígenas profundizarán aún más su falta de competencias fundamentales en lectoescritura y aritmética”, señala el estudio.

6 de diciembre de 2023
Fuente: El Deber

Descargar “La situación social de Bolivia. Una aproximación a sus dimensiones y determinantes” Descargado 13140 veces – 3,02 MB

Comentarios

Artículos relacionados

Scroll al inicio