JORNADA: La esperanza sigue latiendo en Potosí

135

Potosí celebró 208 años de su gesta libertaria en un ambiente tensionado por las necesidades insatisfechas de un pueblo que siente que recibe poco. Dos desfiles cívicos se efectuaron, uno organizado por el Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que recorrió las principales arterias de la ciudad., mientras otra marcha organizada por la Gobernación tuvo la participación de instituciones públicas. La ausencia del presidente Evo Morales fue explicada por el vicepresidente Álvaro García, quien aseguró que en el acto protocolar un grupo de parlamentarios tenía planeado “molestar” a los mandatarios.

El canciller Diego Pary asistió en representación del Gobierno central. En tanto que miles de personas se dieron cita en las calles en homenaje a la gesta histórica, recordando la Revolución de Potosí del 10 de noviembre de 1810, cuando la gente organizó un cabildo abierto y eligió una Junta de Gobierno autónoma, desconociendo la autoridad de la corona española. En esa oportunidad, la población se levantó en armas y tomó la casa de gobierno, los cuarteles de guarnición y la plaza principal. El gobernador Francisco de Paula Sanz fue detenido y se nombró a Joaquín de la Quintana como presidente de la Junta de Gobierno, que proclamó adhesión a la causa de la Independencia proclamada por la Revolución de Buenos Aires.

El pueblo potosino mostró desde entonces su rebeldía frente a las injusticias. Su lucha benefició al país, pero poco se logró para la región, pese a promesas y compromisos. Los millones de toneladas de plata, estaño y otros minerales que salieron de las entrañas de Potosí rindieron frutos para otras latitudes, mientras la pobreza hizo estragos en el departamento. El potencial del salar de Uyuni que con el litio ofrece un horizonte amplio de posibilidades, aún no arranca como se espera. No se compartió con el Comité Cívico ni las instituciones de Potosí los diferentes proyectos aprobados, que poco avanzan y generan algunas dudas.

LEER TAMBIÉN:  EL DIARIO: Economía de Potosí va al ritmo de la minería

Todos los planes giran en torno a la explotación de los recursos naturales. Un trabajo de investigación de la Fundación Milenio recuerda que la dependencia de Potosí de la minería explica las fluctuaciones en su desempeño económico, condicionadas por el cambiante comportamiento de la industria minera: el buen o mal momento de la minería determina la suerte de toda la economía potosina.

Así, por ejemplo, el promedio de crecimiento del PIB potosino entre 2005 y 2017 fue de 5.5 por ciento, pero sin la minería el promedio baja a 2.9 por ciento. Se debe enfatizar que el sector minero pasa por momentos complicados, y no tan solo en Potosí sino en otras regiones mineras del país. Ello ocurre pese a la recuperación de los precios de los minerales lo cual advierte que un alto nivel de precios no es suficiente para consolidar los beneficios de la minería.

Toda la historia económica regional mueve a considerar que la nueva esperanza de Potosí es la tecnología de punta para poder aprovechar la riqueza generando valor agregado y evitar la tendencia a la exportación de materias primas. Los depósitos de litio más grandes del planeta están en Potosí, y su aprovechamiento, esta vez, debe servir para el desarrollo regional y nacional y no solamente para exportar litio o concentrados.

11 de noviembre de 2018
Fuente: Jornada

Comentarios